Cómo hacer abdominales hipopresivos en casa | DaniYanes 12.24

Cómo hacer abdominales hipopresivos en casa

Cómo hacer abdominales hipopresivos en casa

¿Qué son los ejercicios hipopresivos?

La gimnasia abdominal hipopresiva es una técnica que trabaja la zona abdominal apoyándose en la apneacomo método de trabajo. Para realizarla correctamente es necesario abrir las costillas y mantener la posición durante un tiempo concreto para que el cuerpo trabaje.

¿Qué beneficios tiene practicar ejercicios hipopresivos?

Con los ejercicios hipopresivos puedes modificar con rapidez la postura corporal, por lo que podrás reducir el dolor de espalda, mejorar tu postura, el equilibrio y prevenir hernias discales. Al aumentar el tono de la espalda y del abdomen, tus músculos actuarán como una faja natural, además de que tu barriga se endurecerá y aplanará.

Los tejidos se flexibilizan por la conjunción de los ejercicios respiratorios y posturales. Esto permite que los pulmones retengan más aire y se mejore la capacidad respiratoria, por lo que indicados para las personas con asma. Asimismo, al fortalecer el suelo pélvico se disminuyen los prolapsos y la incontinencia urinaria.

A nivel deportivo se puede decir que mejora el rendimiento, la productividad y se experimenta un mejor provecho de las capacidades de los atletas.

¿Es posible hacer hipopresivos en casa?

Una de las mayores virtudes de estos ejercicios es su versatilidad, ya que puedes hacerlos sentada, de pie, apoyando rodillas y manos en el suelo… Te permiten realizarlos en cualquier sitio como, por ejemplo,en casa, en el trabajo o en una terraza mientras estás con tus amigos. La técnica es muy sencilla y tan solo necesitas tu cuerpo para poderlos llevar a cabo.

Desde el primer día vas a notar cómo estos ejercicios trabajan el abdomen, pero es necesario practicarlos correctamente para evitar una lesión. Con esta disciplina se consume una gran cantidad de calorías y es recomendable empezar por un nivel principiante e ir aumentando progresivamente la complejidad. 

¿Cómo se hacen los ejercicios hipopresivos?

Para poder practicar la Gimnasia Abdominal Hipopresiva correctamente has de tener en cuenta lo siguiente:

– La postura. Al principio te costará, pero con la práctica irás mejorando. Presta atención a la colocación de la cadera, hombros, rodillas y brazos. Te sentirás incómoda al principio, pero eso es porque vas a utilizar músculos que no utilizas normalmente.

– Usa ropa cómoda. Busca un espacio donde realizar los ejercicios y coge una colchoneta para realizar mejor las posturas de suelo.

– Si vas a dormir o a comer, no realices estos ejercicios. El mejor momento es por la mañana.

Ejemplos de ejercicios hipopresivos

A continuación te proponemos dos tipos de ejercicios:

Hipopresivo básico, postura en cuadrupedia

Este ejercicio es fundamental para que descanse la columna. Se trata de ‘meter barriga’ y se hace así:

Ponte de rodillas en una colchoneta y alinea cadera y rodillas. Apoya las manos en el suelo e intenta que sus puntas se toquen entre sí. Apoya la frente en el suelo a la altura de las manos. Estira la columna, separa los codos y toca el pecho con la barbilla.

Inspira en dos segundos y espira en 4. Repite el proceso tres veces. En la última espiración abre las costillas cuatro segundos. En cada repetición, aguanta la apertura cada vez más tiempo.

Hipopresivo básico sentado

Este ejercicio puedes realizarlo apoyado en una pared.

Siéntate erguida, arqueando la espalda hacia atrás. Flexiona ligeramente las rodillas, los pies y los codos a 90 grados. Con el dorso de la mano hacia arriba a la altura de las caderas, coloca las muñecas en extensión y los hombros hacia abajo.

Trata de tocar el techo con la cabeza mientras bajas la barbilla al pecho. Separa los codos.

Inspira dos segundos y espira cuatro durante tres ciclos. En la última espiración, mantén el tiempo de apertura de las costillas.

En definitiva, con los ejercicios hipopresivos activas la musculatura que te protege de las alteraciones en el diafragma, espalda y suelo pélvico.

About Author

Dani Yanes

El deporte siempre ha sido una constante en mi vida y hoy en día tengo la suerte de haber convertido mi pasión en mi oficio. Comencé desde muy pequeño en el mundo del deporte y fui nadador y jugador de waterpolo, especialidad en la que competía en la Primera División Nacional. A raíz de estas experiencias decidí convertirme en entrenador personal y aportar mis ganas y energía a cualquiera que necesite un extra de motivación.