¿Cuáles son los ejercicios para definir la espalda en mujeres? | DY12.24

¿Cuáles son los ejercicios para definir la espalda en mujeres?

¿Cuáles son los ejercicios para definir la espalda en mujeres?

Hoy en día podemos encontrar una gran cantidad de ejercicios para definir la espalda de la mujer. De hecho, estos ejercicios para mujer los podemos hacer tanto en nuestra vivienda como en el exterior, ya sea en el gimnasio o ayudadas por un entrenador personal en una sala habilitada o en tu casa. De esta manera, tonificar la espalda de una mujer es más sencillo de lo que podamos imaginar, y por ello expondremos algunos ejercicios en este post.

Los ejercicios para tonificar la espalda de la mujer

Dentro de los ejercicios para espalda de mujer debemos decir también que gracias a los mismos estarás ganando en salud y en forma física. Además también te ayudará a protegerte durante los entrenamientos de otros grupos musculares y a evitar lesiones y dolencias. 

De esta manera, en la espalda destacan músculos como el trapecio (superior, medio e inferior), el deltoides (anterior, medio y posterior) el dorsal ancho, el redondo mayor y el infraespinoso. Así, los ejercicios que te recomendamos son los siguientes:

Peso muerto con barra

Para aumentar el grosor de la espalda, este ejercicio es completo y forma parte de los ejercicios que involucran a varios músculos, pues también se trabajan los femorales, glúteos, el abdomen y algo de brazos. Para realizarlo hay que colocar los pies en una posición de equilibrio y agarrar la barra con las manos, respirar hondo y mantener el abdomen tenso para proteger la espalda baja, subir sin doblar el cuello y mantener la espalda recta. Lo ideal es realizar tres series de 15 repeticiones con poco peso e ir aumentando con el tiempo.

Remo inclinado con barra

Como el anterior, también hace que trabajen varios músculos como el trapecio, los dorsales, el redondo mayor, los romboides y los bíceps. Este ejercicio hay que llevarlo a cabo comenzando con la misma posición anterior para agarrar la barra con las palmas de las manos, llevar la barra hacia el ombligo y mantener el abdomen tenso. Además de apretar bien los músculos de la espalda cuando estés arriba del todo. Lo ideal es comenzar con tres series de 15 repeticiones e ir aumentando el peso con el tiempo.

Pull up (dominadas) con agarre ancho

Se trata de un ejercicio que incluye los dorsales, los tríceps, bíceps y parte del pecho. Para llevarlo a cabo hay que agarrar una barra de dominadas con mayor anchura que nuestros hombros, colgarnos de ella y entonces mantenernos durante unos dos segundos y bajar de una forma controlada. Este ejercicio debe hacerse con unas cuatro repeticiones hasta el fallo.

Remo en T

Hablamos de un ejercicio que puedes hacer en casa con barra y discos, ya que no hace falta una máquina en concreto para poder llevarlo a cabo. Comienza por buscar una barra convencional y hacer un agarre en V, subiendo poco a poco y apretando en el punto más alto los músculos de la espalda durante unos dos segundos. Además, también debes mantener el cuello en el mismo ángulo que la columna y no curvar la espalda al bajar. Lo ideal es hacer tres series de 15 repeticiones e ir aumentando el número con el tiempo.

Remo sentado con agarre ancho

Este ejercicio es el remo clásico pero con un extra de tensión, pues al usar la barra estamos involucrando más a los dorsales y dándole una mayor amplitud a nuestra espalda para conseguir la figura en V. Comenzado con las rodillas semi flexionadas, el agarre debería ser más amplio que la anchura de los hombros. Mientras hay que mantener las muñecas y la espalda recta para tensar los músculos durante dos segundos. Lo ideal es hacer unas cuatro series de 12 repeticiones de forma controlada.

En definitiva, estos ejercicios para definir la espalda de la mujer  son perfectos para realizarlos en cualquier lugar.

About Author

Dani Yanes

El deporte siempre ha sido una constante en mi vida y hoy en día tengo la suerte de haber convertido mi pasión en mi oficio. Comencé desde muy pequeño en el mundo del deporte y fui nadador y jugador de waterpolo, especialidad en la que competía en la Primera División Nacional. A raíz de estas experiencias decidí convertirme en entrenador personal y aportar mis ganas y energía a cualquiera que necesite un extra de motivación.