Dieta saludable para hacer ejercicio

dieta saludable para hacer ejercicio

Dieta saludable para hacer ejercicio

Una de las máximas que tenemos los entrenadores personales es asesorar a nuestro clientes con las mejores técnicas de ejercicio y alimentación. Por ello, es muy importante saber qué comer y cuando hacerlo. Este es el objetivo de este artículo: Conocer la dieta saludable para hacer ejercicio y no caer en tentaciones que pueden ir mal para tu cuerpo. Marca la diferencia con una buena alimentación junto con un plan de ejercicios para que puedas tener una vida totalmente sana.

Como personal trainer, siempre digo que el comer y el ejercicio van de la mano, es decir, no hay uno sin el otro. Por eso, debemos saber cuando y qué comer para que lo que comas pueda sentarte bien durante tu plan de entrenamiento físico. Pero si buscas estar en circuitos en la que se exige más competencia, este artículo no sería el que encaje contigo.

1. El primera es saber que debes desayunar de forma saludable. ¿Cómo hacerlo y qué comer?

Si eres de las personas que cuando se levanta, hace ejercicio, debes levantarte con tiempo para terminar el desayuno una hora antes de empezar con tu rutina de ejercicios. Estar bien alimentado antes de empezar a entrenar es lo que se requiere para poder tirar al máximo. Hay estudios que dicen que comer carbohidratos en comidas o bebidas antes de hacer ejercicio puede mejorar el rendimiento de los ejercicios y cierto es ya que permite entrenar durante más tiempo y con mayor intensidad. De lo contrario, puedes sentirte perezoso o mareado si no comes lo suficiente antes de realizar tu rutina de entrenamiento.

Para empezar bien el día y seguir con la dieta saludable para hacer ejercicio que te proponemos, tienes varias opciones de desayuno:

  • Leche baja en grasa con cereales
  • Panes integrales con pavo y un poco de queso.
  • Zumos de fruta e incluso un plátano para empezar fuerte.
  • Un Yogur bajo en grasa con cereales como otra opción a la leche
  • Un panqueque o tortitas de arroz o maíz con algo de jamón serrano.

2. Tener el control de las porciones

Debes mimar a tu organismo con las porciones que sabes que tu cuerpo puede ingerir sin quedarte con hambre. No tienes que excederte en comer demasiado porque puede que después no tires con los ejercicios. Los consejos que te damos aquí son los siguientes:

  • Si tienes comidas grandes., lo mejor es hacerlo unas 3 o 4 horas antes de empezar los ejercicios.
  • Con las comidas pequeñas o ligeras debes comerlas con una hora de antelación como máximo al ejercicio.

3. Comidas ligeras totalmente saludables

La mayoría de nosotros come antes y después de hacer ejercicio y como hemos dicho, no es la mejor opción. Si te fijas en este aspecto, la clave está en saber cómo te sientes después de comer y ejercicio o al revés. Debes hacer o seguir los pasos que mejor se adapten a ti, lo notarás porque tu cuerpo te lo dirá sin más. Las comidas ligeras que se ingieren poco antes de hacer ejercicio, es posible que no te aporten la energía suficiente para que tu entrenamiento sea el más óptimo posible. Eso sí, pueden distraer los pequeños síntomas de hambre que tienes durante el entreno. Realmente, si tu rutina de ejercicios dura más de 60 minutos, incluye una bebida rica en carbohidratos o un alimento que te aporte la energía que necesitas en aquel momento. Esta parte de la dieta saludable para hacer ejercicio comprende las siguientes opciones:

  • La típica barra energética que te aporta energía.
  • Aquella fruta que es rica en potasio como el plátano o una manzana.
  • Tira de un zumo de frutas bien mezclado.
  • Un pequeño surtido de galletas saladas pero sin pasarte
  • Una barrita de granola baja en grasa que es muy buena.
  • Una tortita con mantequilla de cacahuate
  • La bebida deportiva que más te guste o un jugo diluido
dieta saludable para hacer ejercicio
Ensalada de huevo y patatas al horno

4. Comer después de tu entrenamiento

Debes llenar tu cuerpo de combustible para el rendimiento de tu día a día.

Debes comer aquello que te hagan recuperar los músculos y reemplazar las reservas de glucógeno que has perdido durante la sesión de entrenamiento personal. Una buena opción es la comida que contenga hidratos de carbono y algunas proteínas durante las dos horas siguientes a la finalización de los ejercicios. Como antes, te dejamos algunas opciones para que puedas seguir el día con el mejor rendimiento:

  • La mejor combinación es el yogurt y fruta
  • Leche con bajo contenido de grasas y pretzels (rico de verdad)
  • Pavo en pan integral con verduras
  • Existe la opción Batido de recuperación para el postentrenamiento tipo:
  • Leche + plátano + membrillo
  • Yogur + sandía + zumo de naranja
  • Yogur + plátano + fresas + cacao puro
  • Queso batido + zumo de frutas + piña
  • Leche + compota de manzana + canela

5. ¿Sabías que tienes que beber mucha agua durante el día?

Hidratar tu cuerpo es totalmente necesario. Debes beber agua, antes, durante y después de cada ejercicio para prevenir la deshidratación. Si quieres mantener una buena hidratación del cuerpo, te recomendamos beber de 2 a 4 litros diarios de agua para mantener tu cuerpo hidratado.

La mejor bebida que tenemos es el agua que es por norma general, la mejor manera de reemplazar los líquidos perdidos. Pero si tu caso es que te encuentras haciendo un plan de ejercicios que dura más de 60 minutos, lo recomendable es tener a mano una bebida deportiva. Este tipo de bebidas ayudan al equilibrio electrolítico del cuerpo y darte si o sí más energía durante el camino gracias a los hidratos de carbono que contienen.

6. Finalmente, deja que la experiencia de tu día a día sea tu guía

No existe mejor manera de cumplir con todos los consejos que te damos aquí que escuchando a tu cuerpo. Debes aprender a escuchar a tu cuerpo, a darle las necesidades que tiene en cada momento. Pero no hablamos de caer en la tentación sino de portarte bien en todos los sentidos. Como entrenador personal que soy, he visto en muchos de mis clientes que una comida sana compaginada con una rutina de ejercicios adaptada a su cuerpo, lo es todo para mantener un cuerpo sano y una vida totalmente saludable. A todo ello, debemos sumar que los entrenamientos tienen una intensidad y una duración y eso determinará dos aspectos: la frecuencia en la que debes comer y lo que debes comer y beber. Si cogemos como ejemplo un entrenamiento de maratón, vas a necesitar más energía con alimentos que el simple hecho de correr 5 quilómetros. Tal como finalizamos, espero que hayas entendido toda la dieta saludable para hacer ejercicio que te presentamos y recuerda escuchar a tu cuerpo como la mejor carta a jugar en cada situación.

About Author

Dani Yanes

El deporte siempre ha sido una constante en mi vida y hoy en día tengo la suerte de haber convertido mi pasión en mi oficio. Comencé desde muy pequeño en el mundo del deporte y fui nadador y jugador de waterpolo, especialidad en la que competía en la Primera División Nacional. A raíz de estas experiencias decidí convertirme en entrenador personal y aportar mis ganas y energía a cualquiera que necesite un extra de motivación.